El aspirante a cursar la licenciatura en arquitectura debe contar preferentemente con:


Intereses:

humanistas y artísticos, en la técnica administrativa, científico y sistemático, por el cálculo y la técnica y por el bienestar social.

Aptitudes:

habilidad para el dibujo, para captar y representar formas y partes, capacidad de análisis y síntesis, facilidad para el cálculo matemático y la física, imaginación e inventiva plástica, hábil para presentarse verbal y gráficamente, con capacidad de mando y persuasión.

Actitudes:

observador, perceptivo de su entorno, interesado por los detalles y por la precisión, organizado, eficiente, capaz de trabajar en equipo, con vocación de servicio, abierto a las aplicaciones de las nuevas tecnologías, disciplinado, responsable de su aprendizaje, consiente y respetuoso del patrimonio cultural, estabilidad emocional, sociable.

Perfil del Egreso


  • El perfil de egreso del arquitecto se visualiza en una alta integración al medio ambiente, social, natural y trasformado; brindando un verdadero servicio a la sociedad, con valores cimentados en una alta ética profesional, con una fuerte conciencia y respeto al patrimonio cultural arquitectónico y con una capacidad asertiva para realizar una crítica fundamentada hacia los aspectos propios de la arquitectura.
  • Desarrollara también facultades para el análisis e investigación, así como un espíritu creativo y propositivo para resolver la problemática propia de su campo profesional.
  • El arquitecto es el profesional que compone, diseña e integra espacios edificables para la realización de las actividades humanas atendiendo la problemática sociocultural, para su transformación y adecuándose a las nuevas realidades que vivimos, capacitados con conocimientos teóricos, críticos, históricos, técnicos y socio humanísticos.

  • Campo Profesional


  • El arquitecto se puede desempeñar en los Sectores Público, Privado y en el Ejercicio libre de su profesión en actividades que requieran el diseño y la construcción de espacios que alberguen integralmente las actividades humanas dentro de un contexto social, económico, político, cultural y tecnológico.
  • El profesional de la arquitectura deberá involucrarse en las ares productivas orientadas a los requerimientos de vivienda, trabajo, cultura, educación, gobierno, religión, salud pública, diversión y demás que la sociedad le demande, en las cuales tendrá una intervención de orientación y participación directa para la creación de los espacios arquitectónicos.
  • El arquitecto podrá contribuir a la resolución de problemas referidos a los espacios habituales incorporando los nuevos materiales de la industria de la construcción, así como todas aquellas técnicas alternativas que favorezcan la protección y mejora del medio ambiente.
  • El arquitecto podrá coadyuvar a resolver problemas de los espacios para diversos usos, utilizando materiales tanto naturales como artificiales, usando las nuevas tecnologías convenientes según el problema a resolver, considerando al medio ambiente como factor importante en su proyecto arquitectónico.